29.07.2014 14:29 (GMT -3)

Buscar

Defensa - 19 de febrero

Celebraron los 109 años de la presencia argentina en la Antártida

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, destacó el esfuerzo, la preparación y la dedicación de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas destinados en la Antártida, durante el acto por los 109 años de presencia argentina en la Base Vicecomodoro Marambio.

Puricelli arribó a Marambio ayer en horas de la tarde, junto a senadores y diputados nacionales. Allí fue recibido por los 143 destacados que trabajan en la Base, cuyo jefe, comodoro Horacio Alassia, fue el encargado de exponer acerca de las tareas principales que se realizan en el lugar y el desarrollo de la Campaña Antártica 2012-2013.

“Estoy aquí como Ministro de Defensa para rendir homenaje a los pioneros que llegaron a la Antártida hace 109 años”, expresó Puricelli. Asimismo, valoró la “pericia, capacidad y empeño de los hombres y mujeres que se adiestran actualmente para trabajar en la Antártida”.

El titular de Defensa trasladó el saludo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y  enfatizó “el esfuerzo del Estado nacional para sostener sus bases antárticas”. En lo que transcurrió de la campaña actual, se emplearon 476 horas de vuelo (distribuidos entre las aeronaves Hércules C-130 y Twin Otter, y los helicópteros Bell 212). Además, se trasladaron 1417 pasajeros y se transportaron más de 290 toneladas de carga.

La Argentina cuenta con seis bases permanentes en el continente blanco, cada una de ellas con una dotación que cada año varía y es fluctuante: Marambio, Orcadas, Carlini (ex Jubani), Esperanza, San Martín, y la más austral, Belgrano II. Además opera con siete bases de actividad temporaria: Brown, Matienzo, Primavera, Cámara, Melchior, Petrel y Decepción. En estas se realizan tareas de mantenimiento de las instalaciones y acopio de datos requeridos por la Dirección Nacional Antártica en apoyo a las actividades científicas.

Puricelli ratificó “el compromiso del Gobierno nacional por seguir destinando recursos, iniciativa y creatividad para que el país mantenga e incremente su presencia en el sector antártico que legítimamente le pertenece, por proyección geográfica, por presencia a lo largo de más de cien años y por legítimos títulos jurídicos que avalan nuestra soberanía aquí”.

Durante la ceremonia, el ministro descubrió una placa alusiva al desempeño argentino en el sector antártico, que reza: “En el aniversario de los 109 años de presencia ininterrumpida de la República Argentina en la Antártida, el Ministerio de Defensa y las cámaras de Senadores y Diputados rinden homenaje a los hombres y mujeres de la patria que lo hicieron posible”.

Acompañaron al ministro el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Oscar Cuattromo; el jefe de Gabinete del Ministerio, Carlos Esquivel; el presidente de Tandanor, Mario Fadel; el director de la Agencia Logística de la Defensa, Carlos Lugones y el presidente de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), Raúl Argañaraz.

Además fueron de la partida el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier general Normando Costantino; y el comandante operacional de las FFAA, brigadier Mayor Humberto Trisano.

Entre los legisladores, se encontraba la senadora Ada Rosa Iturrez de Capellini (Santiago del Estero); los diputados Julia Perié (Misiones); Luis Basterra (Formosa); Omar Perotti (Santa Fe); Oscar Martínez (Santa Fe); Carlos Carranza (Santa Fe) y el presidente de Comisión de Defensa, Alfredo Dato (Tucumán).

Visita a la base naval de Puerto Belgrano

Tras el acto en la Base Marambio, Puricelli se trasladó a la base naval de Puerto Belgrano, donde recorrió las instalaciones del buque polar holandés TIMCA, contratado para esta campaña antártica ya que debido a la resistencia en su casco puede navegar entre los hielos y brindar

A bordo del buque, el ministro supervisó junto al comandante operacional las tareas de aprovisionamiento de los elementos que se trasladarán próximamente a la Antártida. Luego Puricelli se dirigió al buque ARA “Canal de Beagle”, que se encuentra en reparación luego de una avería en su sistema de propulsión.

La Campaña Antártica 2012-2013 se está desarrollando según lo previsto. A fines de la semana pasada había culminado el abastecimiento de la base Belgrano II, la más austral de la Argentina, mediante maniobras de aerolanzamiento de provisiones desde el avión ruso Ilushin, contratado mediante licitación pública por su amplia capacidad de carga de material y autonomía.

Además, la Armada Argentina colabora en el continente blanco en la reconstrucción de la base brasileña Comandante Ferraz, incendiada en su totalidad en febrero del año pasado. Para eso, se dispuso que el buque de transporte ARA “Bahía San Blas” brinde apoyo logístico dentro de las operaciones denominadas “Fraternidad Antártica I”.

 

Breve reseña histórica

La presencia argentina en la Antártida se remonta al 22 de febrero de 1904, cuando se instaló el Observatorio Meteorológico Antártico Argentino en el archipiélago de las islas Orcadas del Sur. Desde entonces, el Sector Antártico Argentino trabajó de forma ininterrumpida, dando inicio así a una prolífica historia de aportes científicos y de consolidación soberana.

Esta presencia se fortaleció en 1951 con la creación del Instituto Antártico Argentino, tras un decreto firmado por el entonces presidente Juan Domingo Perón, y el posterior establecimiento de la Dirección Nacional del Antártico en 1969 

Hasta el año 1944 nuestro país fue el único ocupante permanente de la Antártida y uno de los 12 países signatarios del Tratado Antártico suscripto en 1959. A su vez, la Argentina fue firmante de la prórroga conocida como "Protocolo de Madrid", en 1991, que prohíbe, por un período de 50 años, la explotación de recursos naturales no renovables e insta a la preservación del medio ambiente.

Fotos

PURICELLI
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública