28.07.2014 03:57 (GMT -3)

Buscar

Informe especial

Seguridad - 21 de febrero

Modernizarán este año el buque escuela de Prefectura

Ya de regreso a Buenos Aires desde el puerto Quequén, el buque insignia de la Prefectura Naval Argentina, que llevó en viaje anual de instrucción a cadetes de tercer año de los Institutos de Formación Departamento Académico Escuela de Oficiales- de la Prefectura Naval Argentina, será modernizado.

Su capitán, prefecto principal Italo D.´Amico, anunció que posiblemente en este 2012 este barco vaya a dique seco para ser desarmado y armado digitalmente con mano de obra nacional, Y detalló que “este es el primer buque de cinco que incorporó prefectura en 1983, es multipropósito, de una edad avanzada, tiene 29 años, pero aún conserva el sistema analógico de antaño, más allá de que cuente con aparatos de alta generación".

Tras permanecer amarrado en la estación marítima, sitio 10, margen Necochea, y ser visitado por el público, el Guardacostas “Mantilla” retornó al puerto de Buenos Aires para completar el viaje. Había zarpado del puerto de Buenos Aires el 1 de febrero y luego se dirigió al complejo portuario de Bahía Blanca y en particular se cumplió con la visita a la estación de Ingeniero White”.
 
Desde allí se dirigieron a Puerto Madryn, donde estuvieron antes de ir a Necochea para culminar el viaje en el puerto de Buenos Aires.
 
“En total son 15 días y en cada puerto hicimos un intercambio de cadetes, de manera que familiarizamos alrededor de 120 cadetes”, explicó el capitán del guardacostas, prefecto principal Italo D´Amico.
 
Por último resaltó que el buque se abre al público en cada escala para que puedan visitarlo y experimentar lo que es un buque guardacosta e interactuar con los cadetes para que cuenten su propia experiencia de navegación.

En el plan de estudios que tienen los futuros oficiales de la Prefectura Naval Argentina el viaje de instrucción es vital para que puedan familiarizarse con todas las prácticas a bordo.
 
En Quequén, D´Amico puntualizó que “en esta pierna en particular estamos llevando 29 cadetes todos hombres, pero tenemos previsto el relevo en este puerto, donde van a venir 25 cadetas mujeres que nos acompañarán en la última pierna hasta el puerto de Buenos Aires”.
 
En este sentido, el cuerpo de cadetes está integrado por alumnos que provienen de distintas provincias del interior y de Buenos Aires.
 
Dijo el capitán que “dentro de la planificación, hemos programado además de las actividades propias que son la guardia tanto en el puente de navegación como en la cámara de control de maquinas, una serie de academias que son  especificas como control de averías de incendios, supervivencia en el mar, el manejo en lo que hace a la materia de pirotécnica y todo el funcionamiento del sistema y equipos abordo de lo que es un guardacosta”.

Agregó que “este es un barco difícil de maniobrar, por ello tanto el capitán como el último marinero, son importantes. Cuando sale, lo hace por 30 días, y vuelve siempre a Buenos Aires, donde es su puerto de asiento”.
 
De acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Seguridad de la Nación. el buque insignia de la Prefectura, el Guardacostas “Mantilla”, emprendió, como todos los años, el viaje de instrucción para tres grupos de cadetes de tercer año de los institutos de formación–Departamento Académico Escuela de Oficiales, que realizan prácticas relacionadas con la formación técnico-profesional específica para afianzar y complementar el aprendizaje teórico,

Cada grupo está compuesto por veintidós cadetes que se encuentran cursando su último año de estudio desarrolla el periplo en cuatro etapas.

Durante la navegación, los cadetes tienen la oportunidad de aplicar los conocimientos adquiridos en materia de seguridad de la navegación, salvaguarda de vidas y bienes en las aguas y protección ambiental, como así también la capacitación sobre el funcionamiento y operación de los sistemas de navegación y comunicaciones del guardacostas, incluyendo equipos radar, sistemas de identificación automática de corto y largo alcanc (AIS- LRIT), sistema de información y visualización de cartas electrónicas (ECDIS), sistema mundial de socorro y seguridad marítimo (GMDSS) y su articulación con las funciones que cumple la institución, complementándose el aprendizaje teórico-práctico que reciben en las aulas.

Asimismo, los jóvenes participan de las guardias de navegación, tanto en el puente de mando como en la cámara de control de máquinas, oportunidad en que realizan ejercicios de cálculos de navegación, formación en lucha contra incendios y control de averías, operaciones de rescate y asistencia a personas y buques en peligro, prácticas de seguridad ocupacional a bordo, técnicas de supervivencia en aguas frías, máquinas navales, comunicaciones marítimas, protección ambiental, observación meteorológica, avistaje de hielos y control de las actividades de pesca y caza marítima.
 
 

Los guardacostas

La Prefectura Naval cuenta con cinco de estos buques de gran porte, distribuidos en todo el litoral marítimo.

Sus funciones son: tareas de patrullaje marítimo para asegurar la seguridad de la vida humana en el mar, la seguridad de la navegación, la preservación del ambiente marino, el control de la actividad pesquera, migratoria y aduanera, entre otras. Todas funciones conferidas a la Prefectura por su ley general, la Nº 18.398.

Estos guardacostas llevan, desde su puesta en servicio, en los años 83 y 84, apresados un total de 64 buques extranjeros, los que fueron sorprendidos pescando ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina.

20 de ellos, fueron capturados por esta unidad. Del total de los 50 tripulantes que componen la dotación de oficiales y suboficiales, más de la mitad de ellos participó de estas capturas.

El guardacostas GC-24 “Mantilla”, es un buque patrullero marítimo, clase “Halcón”, que fue construido en España, en 1982. Desplaza 1084 toneladas, tiene una eslora (largo) total de 67 metros, una manga (ancho) de 10,5 metros y 4,5 metros de calado.

Su planta propulsora está compuesta por dos motores diesel Bazán-MTU de 4500 CV de potencia cada uno, lo cual le permite alcanzar una velocidad crucero de doce nudos, dándole una autonomía (distancia navegada sin tomar puerto) de 5.000 millas náuticas; características que lo convierten en una unidad especialmente apta para el tipo de actividades que debe llevar a cabo.

El guardacostas de altura opera durante buena parte del año en duras condiciones hidrometeorológicas, propias del Atlántico Sudoccidental, dando una continua prueba de sus excelentes condiciones marineras y temple de su tripulación, compuesta por hombres y mujeres, dotados de un alto grado de adiestramiento.

Este guardacostas lleva su nombre en homenaje al diputado Dr. Manuel Florencio Mantilla, impulsor de la Ley 3445, promulgada en el año 1896 y que dio marco legal a la Prefectura Naval Argentina, reconociéndole las funciones conferidas a las antiguas “Capitanía de Puertos”.

Fotos

Mantilla, buque insigna de Prefectura
OTRAS FOTOS
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública