01.08.2014 02:57 (GMT -3)

Buscar

Salud - 19 de Enero

Incorporan la vacuna antigripal al Calendario Nacional de Vacunación

El Ministerio de Salud incorporó la vacuna antigripal al Calendario Nacional de Vacunación, con carácter gratuito y obligatorio, para el personal de salud, embarazadas y madres de niños menores de un año. Recuerda que la campaña 2010 fue exitosa y logró el 94% de cobertura de la población.
El Ministerio de Salud, por Resolución 35/2011, incorporó al Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles con carácter gratuito y obligatorio, la inmunización con la vacuna antigripal al personal de salud, embarazadas, puérperas (madres de niños menores de 6 meses y niños entre 6 a 24 meses.

La resolución, que lleva la firma del ministro de Salud, Juan L. Manzur, fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

En los considerandos recuerda que el 30 de abril de 2010 se creó el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, teniendo en cuenta que el virus de la influenza o gripe se transmite por vía respiratoria, mediante gotitas expulsadas a través de la tos, estornudo o el habla, suspendidas en el aire, que entran en contacto con las mucosas de las vías respiratorias altas o conjuntivas.

Agrega que es un virus de fácil diseminación con una duración de la tasa de contagio de hasta siete días. Precisa que los virus de la influenza son virus de tres tipos antigénicos (A, B y C) que contienen en su superficie glicoproteínas denominadas hemaglutininas (H) y neuraminidasas (N). Éstas facilitan la replicación viral y cambian periódicamente su secuencia de aminoácidos, lo que determina las variaciones antigénicas que presenta el virus. Es un virus que produce enfermedad fundamentalmente respiratoria, con mayor riesgo de hospitalización, complicación y muerte en individuos que pertenecen a grupos de riesgo.

Entre las complicaciones más frecuentes se encuentran: neumonitis, neumonía bacteriana secundaria y descompensación de enfermedades crónicas subyacentes (cardiovasculares, pulmonares y metabólicas, fundamentalmente).

La influenza pandémica –agrega- es un tipo de gripe que se repite cada varias décadas y se propaga rápidamente por todo el mundo, caracterizándose habitualmente por causar colapso de los sistemas de salud, gran morbimortalidad, especialmente entre las personas más jóvenes y los inmunocomprometidos.

Señala luego que el nuevo virus de la influenza A H1N1 que causara la pandemia comenzó a circular en la Argentina en mayo de 2009, causó cerca de diez mil casos confirmados y más de 500 defunciones. La tasa de transmisión del virus de Influenza A H1N1 (agente causal de la gripe pandémica) en Argentina durante el año 2009, fue mayor que en los años previos.

Agrega que los virus de la influenza habitualmente producen considerable morbimortalidad, especialmente en embarazadas, niños menores de dos años, pacientes con enfermedades de base como inmunodeficiencias, pacientes con enfermedades oncohematológicas, cardióríatas, pacientes con enfermedades crónicas y adultos mayores de 65 años.

Dice que el personal de salud actúa como reservorio de él y es potencial fuente de contagio para pacientes hospitalizados e inmunosuprimidos. El riesgo de complicaciones por influenza del personal de salud es significativamente mayor que de la población en general. De de un total de 58.902 trabajadores de salud evaluados en Argentina en el 2009, por infección respiratoria grave, la tasa de hospitalización fue de setenta cada cien mil, de los cuales la mitad, tuvieron una prueba positiva para H1N1.

La tasa de hospitalización en la población general en el mismo período fue de veinte cada cien mil, por lo cual el riesgo de hospitalización sería significativamente mayor en el personal de la salud que en la población general. En Argentina fallecieron durante la pandemia del 2009 19 mujeres embarazadas con infección confirmada por Influenza A H1N1 y 32 niños menores de dos años.

La vacunación es una intervención costo/ efectiva, que ha demostrado su impacto en la erradicación de la viruela a nivel mundial, la eliminación del polio virus salvaje de la poliomielitis, la eliminación de la circulación endémica del virus del sarampión en América y en el control de la rubéola.

Durante 2010 se ha realizado una exitosa campaña de vacunación antigripal en el cien por ciento de las jurisdicciones de nuestro país, con gran compromiso de la comunidad médica y de la comunidad en general, en la que se logró alcanzar un 94% de cobertura de vacunación de la población objetivo.

Esta intervención ha tenido un gran impacto en la disminución de la circulación viral, la carga de enfermedad, las complicaciones y la mortalidad en la enfermedad tipo influenza (ETI) y neumonía en la población Argentina.
Actualmente se cuenta con vacunas antigripales de eficacia y seguridad comprobadas. Existen laboratorios de especialidades medicinales productores de vacuna antigripal aprobadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Con el consenso de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN), el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, propone incorporar la vacuna antigripal para el personal de salud, embarazadas, puérperas (madres de niños menores de 6 meses) y niños entre 6 meses a 24 meses y su integración al Calendario Nacional de Vacunación.

Fotos

Jornada de vacunación contra la gripe A
COPYRIGHT © 2009 Secretaria de Medios de Comunicación