24.07.2014 10:07 (GMT -3)

Buscar

Salud - 01 de Septiembre
Se cumple un año de su puesta en marcha

El plan para bajar la mortalidad Materno-Infantil cumple un año

El programa tiene como objetivo reducir la muerte de niñas y niños, mujeres y adolescentes en el país. Ya adhirieron Chaco, Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Jujuy, Entre Ríos, La Rioja y, recientemente, Buenos Aires.
Con las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Jujuy, Entre Ríos, La Rioja y la de Buenos Aires sumadas a esta estrategia, mañana se cumple un año de la puesta en marcha del Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno–Infantil, de la Mujer y la Adolescente del ministerio de Salud de la Nación.

Su objetivo es detectar las principales causas que desencadenan la muerte de mujeres, adolescentes, niños y niñas en la Argentina para actuar sobre ellas.

“Quizás esta sea la tarea más difícil que hemos emprendido, que tiene que ver con evitar que se mueran más niñas, niños y mujeres en el país”, aseguró el ministro de Salud Juan Manzur.

Agregó que “no tengo dudas de que el esfuerzo fenomenal que se está haciendo en cada una de las provincias va a dar buenos resultados”.

La propuesta, impulsada a través de la secretaría de Promoción y Programas Sanitarios de la cartera sanitaria nacional, busca reducir la mortalidad infantil (en sus dos componentes: neonatal y postneonatal) y la materna, el embarazo adolescente no planificado, los egresos hospitalarios por aborto y la incidencia y mortalidad por cáncer cérvico uterino.

“Que el ministerio de Salud de la Nación –en su rol de rector y asistente– pueda ir a las provincias y que las provincias demanden nuestra asistencia para lograr las metas sanitarias que se proponen, es el mayor desafío. Y si logramos instalar este modelo de trabajo, esta estrategia trascenderá en el tiempo”, afirmó el subsecretario de Salud Comunitaria, Guillermo González Prieto.

Asimismo, el funcionario explicó que “la diferencia con otros planes es que en lugar de ir nosotros a las provincias a proponerles herramientas de trabajo, lo que hacemos es que ellos mismos se apropien y propongan sus propias alternativas. El eje del plan de trabajo que se arma con la provincia es analizar cuáles son las mejores herramientas que podemos identificar para este fin específico”.

Para González Prieto, “uno de los logros más importantes es que las provincias hayan podido establecer metas”.

“Estas metas –continuó- no son técnicas, son políticas que demuestran el involucramiento de los gobernadores. Es muy novedoso porque no ha ocurrido en otras gestiones. En esto, el mérito es del ministro Manzur, que ha trabajado con los gobernadores, no solamente mientras desarrollamos el plan de trabajo, sino en forma sostenida en cada visita que hace a las provincias”.

Por su parte, la coordinadora científica del Programa Nacional de Prevención del Cáncer de Cuello de Útero, Silvina Arrossi, agregó que “esta mirada en diagonal, esta propuesta de ver a la mujer en las distintas etapas de su vida, permitió poner el tema del cáncer de cuello de útero como prioridad dentro de la agenda de salud de la mujer. Esta es una de las propuestas más interesantes que tiene el plan operativo”.

Agregó que “en provincias como Chaco, donde se cumple un año de trabajo y ya estamos en una etapa de evaluación, los avances logrados son increíbles”.

El Plan, mes a mes

El Plan se inicia con un acuerdo institucional entre el ministerio de Salud nacional y el gobernador de cada provincia. Luego del trabajo de diagnóstico y de las propuestas de acciones consensuadas por los equipos nacionales y provinciales, se suscribe un documento en el que se establecen las metas a lograr en cada jurisdicción para fines de 2011.

Cada una de las provincias que adhirió al “Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y la Adolescente” se puso metas concretas. Ellas son:

- Septiembre de 2009: Chaco se comprometió a reducir la mortalidad infantil a 13,7 por mil nacidos vivos y la materna a 5,3 por diez mil nacidos vivos.

- Noviembre de 2009: Santiago del Estero acordó disminuir la mortalidad infantil a 10 por mil nacidos vivos y la materna a 4,5 por diez mil nacidos vivos.

- Diciembre de 2009: Formosa suscribió el acta acuerdo mediante la cual se fijó como meta recudir la mortalidad infantil a 15,5 por mil nacidos vivos y la materna a 9,5 por diez mil nacidos vivos.

- Marzo de 2010: Misiones se fijó metas de 10,9 para la mortalidad infantil y 6,2 para la materna.

- Abril de 2010: Jujuy se comprometió a disminuir la mortalidad infantil a 11 por mil nacidos vivos y la materna a 5 por diez mil nacidos vivos.

- Mayo de 2010: La Rioja asumió la responsabilidad de bajar la mortalidad infantil a 9,7 por mil nacidos vivos y la materna a 4 por diez mil nacidos vivos.

- Junio de 2010: Entre Ríos fijó metas de reducción de 9,9 para la mortalidad infantil y 3.3 para la materna.

- Agosto de 2010: La provincia de Buenos Aires adhirió al Plan con el compromiso de disminuir la mortalidad infantil a 10,2 por mil nacidos vivos y la materna a 2.8 por diez mil nacidos vivos.

Fotos

El plan pretende bajar a las muertes de madres y bebés.
COPYRIGHT © 2009 Secretaria de Medios de Comunicación